Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La habitación roja’ Category

Cuando creé este blog no pensé exactamente en qué contenidos albergaría. ¿Un blog con tintes intelectuales? ¿Un blog excesivamente académico? ¿Mundano? No lo pensé y por ello lo subtitulé “Un poco de todo” excusándome de antemano por lo variedad que podría tener en un futuro. Por eso mismo hoy dejo constancia para la posteridad de un grupo de música que descubrí hace escasos días. La música se merece un lugar aquí, no hay que menospreciarla. Es un arte más, nos nutre en cada momento de vitalidad o incluso de tristeza; para muchos representa su modo de vida y sin ella, nada sería igual. Una buena canción combina de una manera espectacular la letra y el contenido con la forma en que es transmitida ésta. Una canción puede llegar a transmitir mucho más que un poema aunque esto no significa que haya que denostar el noble arte de la poesía para ensalzar sin escrúpulos todo tipo de música. Yo soy una persona que valora enormemente esa capacidad que tiene la canción para transmitir un estado de ánimo. Que una simple creación artística, hecha por humanos, pueda evocar recuerdos, transmitir sentimientos, cambiar el estado de ánimo… es impresionante. Muchas veces no es necesario recurrir a los artificios musicales más complejos para conseguir esto. Son muchas las canciones que lo consiguen con una simple serie de acordes básicos y no por eso son peores.

Así pues, como decía, he descubierto un grupo recientemente, La habitación roja. Es un grupo que inició sus andaduras allá por 1995 y todavía sigue en pie. Su último disco es Universal (2010) y es el único que he escuchado por el momento. Musicalmente no son artificiosos en mi opinión, tienen un estilo bastante sobrio; pero es esa sobriedad, acompañada de una voz neutra y seria, la que consigue que los mensajes transmitidos con las letras lleguen a lo más hondo de nosotros. Reflexiones sobre la vida, el amor, la sociedad, nuestra existencia… son algunos de los temas de sus canciones en el último disco. Lo recomiendo, escuchadlo, pero permitíos unos momentos únicamente para ello: vaciad vuestra mente, dejaos envolver por los acordes atmosféricos, por la textura de sus melodías y por esa voz tan ilustre, tan evocadora y tan humana al fin y al cabo.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: